Nicholas-Gilman.jpg

Nicholas Gilman is a renowned journalist and food writer based in Mexico City.

Nicholas Gilman es un renombrado periodista gastronómico basado en la Ciudad de México.

More about the author

Crónicas del terremoto

Crónicas del terremoto

IMG_0305.JPG

19 de septiembre de 2017
¡OTRO gran terremoto! Estamos conmocionados, pero bien! Saltamos del Uber, que se tambalea como un coche con sus velocidades  fuera de marcha. Huimos de la amenaza del paso subterráneo que se estremecía sobre  nosotros. La tierra se balanceaba como un barco en el mar agitado, pero nada a nuestro alrededor se daña.
Así que continuamos en nuestro viaje a Coyoacán solo más tarde para descubrir el desorden en el que la ciudad ha caído. Caminamos desde Coyoacán hasta la Condesa, alrededor de 4 horas, donde empezamos a ver la devastación.

20 de septiembre de 2017:
Me uno a la multitud en Parque México para ayudar a eliminar los escombros de un edificio derrumbado.
Luego, amigos me llaman para ayudar en un 'centro de acopio' que recibe las montañas de bienes donados. Me entregan una caja llena de medicamentos caros, luego una bolsa de plástico que contiene un suéter de una anciana y una botella de agua. La gente da lo que pueda.

21 de septiembre de 2017:
Paso largos días ayudando en mi restaurante favorito, Pasillo de Humo, donde el chef Alam Méndez está donando miles de comidas preparadas a los voluntarios y damnificados. Dirijo el embalaje y la entrega. Una pandilla de motociclistas lleva cajas de comida a un área en Xochimilco donde no hay paso de coches. Un momento de humor se produce cuando un grupo de bomberos españoles a quienes he entregado las cenas se confunden con la comida y no tienen idea de para qué se sirven las tortillas.

22 de septiembre: a las 10:15 p.m.
Esta noche varias personas fueron rescatadas de un edificio en Av. Álvaro Obregón, a 3 cuadras de mi casa (después, al menos 46 cuerpos serían sacados del sitio, aunque se salvó a algunos). La ciudad es una extraña mezcla de normalidad y estado de emergencia continuo. La gente se sienta en los cafés conversando mientras los soldados pasan. Cuando miro por mi ventana hacia Av. Amsterdam, en lugar de corredores, madres que empujan carriolas, personas que portan esteras de yoga, veo a policías, militares y brigadistas, vestidos con cascos, armados con hachas y palas. En este momento, a las 11 p.m. El viernes, mi vecindario está inquietantemente tranquilo, salvo por el gemido de una ambulancia ocasional. Los parques todavía están llenos de personas que vienen a movilizarse, traen donaciones y ayudan de cualquier manera que puedan. Además, muchas calles están acordonadas porque se espera que se derrumben los edificios o que haya fugas de gas.
Seguimos entregando comida a militares Israelitas, japoneses, venezolanos y los bomberos españoles. Estaré allí mañana y al día siguiente, siempre que sea necesario.

26 de septiembre
A una semana de distancia del terremoto, la vida, para muchos, vuelve a ser "normal". Algunas personas sufren de depresión, miedo y confusión. Yo soy uno. Algunos no tienen casas. Algunos aún yacían bajo los escombros. Nadie que conozco no ha sido tocado por este evento natural pero antinatural. Pasé mi última noche como chef voluntario en una cena de beneficencia. Luego entregué chocolates s a un par de sitios cerca de mi casa. Esta semana vivirá en nuestra memoria colectiva siempre que lo hagamos.

IMG_0422.JPG

19 de octubre
En un mes desde el terremoto, la vida ocupada a la que todos estamos acostumbrados en lo que me gusta llamar The Big Taco está de regreso. Todos estamos tratando de superar los diversos grados de síndrome de estrés postraumático que sufrimos colectivamente y volver a nuestra neurosis habitual de ratas de la ciudad. Unos pocos edificios dañados alrededor de mi colonia permanecen, algunos apoyados precariamente, acordonados desde la calle por la cinta de la policía. En el mercado, en el Uber, entre amigos y en reuniones de negocios, todos compartimos nuestras historias "¿dónde estabas?" No lo olvidaré porque no quiero. Porque nunca vi tanto amor.

Agradecimientos especiales a: Ana Cristina Méndez, Ramón Orraca, Alam Méndez, y la gente de la Ciudad de México.

Taco Time: Tacos de pato @ El Auténtico Pato Manila

Taco Time: Tacos de pato @ El Auténtico Pato Manila

Down in the Valley: Humbertos y Fonda 99.99 hacen comida yucateca

Down in the Valley: Humbertos y Fonda 99.99 hacen comida yucateca